Boletín de Borredà
E-mail
Nombre
Apellido
País
Suscrivirse
BOLETÍN
N.31 - Julio 10


BOLETÍN DE JULIO

HLa llegada del verano se ha hecho esperar, pero lo ha hecho contundentemente. Hemos pasado de invierno a verano, sin primavera. Previsiblemente el verano será corto.

Hay que destacar el verdor de los campos y bosques gracias a las abundantes lluvias que hemos tenido. Con todo, las cosechas se han retrasado y también lo ha hecho los productos de la huerta.

Otra vez hemos visto el menosprecio que nos tienen a Cataluña. Es una nota más de las que ya conocíamos. Los catalanes hemos sabido expresar con claridad nuestro clamor: Somos una Nación. Nosotros decidimos.

Desdichadamente los políticos no quieren atender el clamor, sus preocupaciones son otros. No es nada comprensible, que aquéllos que tendrían que representar el pueblo, miren hacia otros lados.

Unos, no nos soportan y otros, elegidos para representarnos, no lo entienden. No lo quieren entender. El camino a la independencia ente lo están marcando bastante claro: No nos quieren. Pero a los políticos les interesa más su silla, sus privilegios, sus pregorrativas.




EXCURSIONISME
RUTES DE LA WEB DE L'ALT BERGUEDÀ
VUELTA POR LA FALDA DEL PEDRADORCA Y EL VALLE DE GRESOLET· 18 Kilometros · 7 horas

Saldes tiene dos atractivos de primer orden: el Pedraforca y Gresolet. Esta ruta permite ver diversas perspectivas de ambos. Aunque tiene largos tramos de carretera y pista forestal, quedan compensados de sobras por las impresionantes vistas. La vuelta se hace por el camino de la Costa, el antiguo camino que unía Gresolet y Saldes, que es de una gran belleza.
Como en todas las rutas de Saldes, recomendamos que consultéis el libro 15 rutes a peu per Saldes mencionado en la bibliografía y que podéis adquirir en las oficinas de turismo de la zona.


Después de dejar la última casa del pueblo, la ruta se adentra en el bosque. Las marcas verdes y blancas (SL) y las amarillas y blancas (PR) coinciden hasta una división de caminos: el SL se va hacia la izquierda y el PR sigue recto.
Para evitar la brutal subida por una pista de tierra, os sugerimos que optéis por el sendero local que va hacia la izquierda. Al cabo de un cuarto de hora encontraréis las mesas y los bancos del área de picnic de la Serra junto a la carretera. Subid por la carretera y después de caminar unos 150 metros, justo antes de una curva, veréis una pista que baja por la derecha con las marcas amarillas y blancas del PR. Bajad por esta pista unos cien metros y encontraréis un poste indicador de la ruta 13 que señala a la izquierda por un antiguo camino: volvéis a estar en el PR que habíais dejado en el cruce y que a partir de ahora deberéis seguir. Por el camino habréis visto unos montones de piedras y muros de piedra. Son antiguos campos, testigos mudos del esfuerzo y del duro trabajo para sacar rendimiento de estas tierras.
Finalmente, el camino sale a la carretera. Junto a ella veréis la fuente de los Cabirols. Después de caminar un cuarto de hora llegaréis al mirador de Gresolet. Las vistas son realmente impresionantes. Vale la pena que paséis un buen rato aquí y que intentéis identificar todos los puntos con la ayuda de un mapa. Si queréis, podéis subir al refugio Lluís Estasen guardado permanentemente; tardaréis unos 15 minutos. Junto al refugio también hay una fuente. Para volver a encontrar la pista, hay diversos caminos que salen desde detrás del refugio. Os proponemos que lo hagáis siguiendo un camino marcado con puntos de color naranja (circuito de la ruta Cavalls del Vent) que marcha bajando hacia la izquierda.
Una vez en la pista, hay que seguir hacia la izquierda. Esta pista os llevará hasta Collell. A medio camino entre el refugio y Collell veréis una abundante fuente junto a un torrente. Esta pista forma parte de un clásico circuito de 4x4 que suele estar bastante transitado en verano. A pesar de ello, las vistas compensan las molestias que os puedan ocasionar los coches. De vez en cuando, veréis grupos de árboles caducifolios entre los pinos y los abetos. Estáis a 1.700 metros y no es muy habitual encontrarlos en esta altura. La explicación hay que buscarla en la insolación y la protección del viento.


Una vez lleguéis a Collell, hay que estar atentos ya que se tiene que dejar el PR y seguir las marcas verdes y blancas (ruta 13) que os guiarán hasta Gresolet. En el momento de coger este camino vuelve la tranquilidad. El camino baja junto al torrente de las Mulleres.

Antes el camino era el doble de largo que ahora pero se perdió cuando se alargó la antigua pista forestal hacia arriba. La destrucción de caminos forestales en pro de las pistas de deforestación para la explotación forestal es un hecho que se repite en muchos lugares.
Tenéis que volver atrás por la pista hasta enlazar con la ruta 3 que os llevará a Saldes por el camino de la Costa. Desde la pista, se remontan los riscales calcáreos que forman más abajo el desfiladero de la Moronta. Ganada su espalda el camino se hace mucho más llevadero y va dando vueltas a las atractivas torrenteras de las Arquedes y la Gerdera que surcan la vertiente norte del Pedraforca, pasa por debajo del mirador y se va acerando al riscal calcáreo que cierra el gran valle que habéis atravesado. Las panorámicas que ofrecen los pequeños miradores que se encuentran al cruzar las líneas de cresta son impresionantes. El camino pasa por debajo de la cueva del Forat del Llop y cambia la vertiente de la montaña: estáis en Feixatella. A partir de aquí, la orientación de los valles es hacia levante. Comienzan a aparecer altas y alargadas paredes de piedra seca que adaptaban las grandes pendientes de la montaña para hacerlas aptas para el cultivo. Pasaréis por un camino que transcurre más elevado respecto a la pista de acceso a la casa. Cruzaréis el gran pinar de pino rojo de Grevoleda y llegaréis al puerto de Erola. Antes de llegar a la collada hay que ir con cuidado de no coger la pista forestal ya que os desviaría de la ruta.
Una vez en la collada, entraréis en un robledal y cruzaréis un laberinto de bancales de cultivo entre paredes de roca seca. Hay que destacar los bancales que limitan los campos: toneladas de rocas que durante generaciones se fueron apartando para limpiar la tierra de cultivo. En este tramo hay que poner atención para no perder las marcas.
Finalmente llegaréis al castillo de Saldes, donde recientemente se han llevado a cabo trabajos de consolidación y estudio de las partes mejor conservadas.


El elemento más espectacular es la base de una torre, con unas gruesas aspilleras y una sala con vuelta de piedra apuntada. Hay que situarla entre los siglos XI y XII, con reformas del XIV o XV. La iglesia del castillo, dedicada a Santa María, es un pequeño edificio de una sola nave rectangular con un ábside en la parte de levante; no hay que observarla con demasiada atención para darse cuenta de que ha sufrido mucho en su dilatada historia: el ábside deformado y la espadaña descentrada son testigos de reformas que tienen su origen en los cataclismos de la historia.



BORREDÀ
Texte extret del llibre BORREDÀ, editat per Àmbit de Recerques del Berguedà. S’hi publiquen algunes fotografies incorporades a aquest texte, són a color i no formen part del llibre.
Borredà en la plenitud del románico
El arte Románico es un patrimonio artístico e histórico importantísimo para la historia de Catalunya. Muchas veces, este patrimonio medieval es el único exponente artístico claro que une un pueblo con su pasado y, más concretamente, con sus orígenes históricos. En Borredà se da este caso.
En las zonas rurales y montañosas de Catalunya el románico arraigó fuertemente ligado a la configuración del país, a su historia y a su gente. Los otros periodos históricos no han dejado tantas huellas de auténtico valor artístico, seguramente porque la realidad económico-social y la lejanía de los centros urbanos más dinámicos, innovadores y creadores no lo hicieron posible. Así, el románico, en general, es la única joya preciada de muchos pequeños pueblos de Cataluña, o porque han perdido valiosas muestras artísticas de otros periodos (la Madre de Dios de la Popa, el retablo barroco de la iglesia de Sta. Maria de Borredà), o porque todavía no las valoramos lo suficiente (el mismo casco antiguo de Borredà y de otros pueblos, los molinos, las masías, la arquitectura industrial, etc), que son testimonios de una arquitectura rural mucho valiosa.
Este patrimonio románico, tan estimado y valorado, tiene graves problemas de conservación y de restauración. Éste es el caso de Sant Sadurní de Rotgers y de Sant Martí de Boatella; las viejas iglesias se quedan en lugares
que hoy son abandonados o poco habitados, de acceso dificultoso y que por lo tanto es hace difícil rendabilitzar las inversions y conservar la restauración.
Hay que tener presente también que los cambios estéticos producidos a lo largo de los siglos han alterado sustancialmente la estructura de estos viejos edificios y han estropeado también un importante conjunto de obra plástica (pinturas, orfebrería, mobiliario, etc).
No olvidemos tampoco los efectos catastróficos de las guerras, especialmente la Guerra Civil de 1936-39, pero también las anteriores, que son muchas. También el abandono y la infravaloración por parte de la gente, que las ha olvidado, incluso, saqueado y destruido sin ninguna justificación, únicamente por puro vandalismo. Afortunadamente algunas piezas de incalculable valor artístico y històrico se han podido conservar en los Museos (el retablo de Sant Sadurní de Rotgers).

El Románico, sin embargo, es mucho más que l'arquitectura religiosa; lo son también los castillos, las torres de guardia, los puentes, los molinos, las masías, los hornos, los caminos, etc. Desgraciadamente el poco que se conserva en Borredà es únicamente religioso; confiamos en que en el futuro la arqueología dé a conocer mucho más sobre este periodo. En este legado tenemos que ver unos hombres y unas mujeres que lo hicieron posible, que le dieron vida y utilidad, que trabajaban, que pagaban sus impuestos, que rezaban y que también soñaban con un mundo mejor.
Sant Martí de Boatella: Es una iglesia fuerza modificada en los siglos XVII y XVIII pero conserva elementos claramente románicos. La iglesia románica es un edificio de una sola nave, con un ábside semicircular a levante que fue sustituido en el s.XVIII por el actual presbiterio rectangular. Las reformas del s.XVII cambiaron también el emplazamiento de la puerta; se abrieron capillas laterales y se rehizo la bóveda. En el muro de poniente se conserva un áspero y estropeado campanario de espadaña de doble apertura y una ventana de doble arrancada en el muro de mediodía. La iglesia se encuentra hoy en un estado lamentable, con la bóveda completamente hundida y con el interior lleno de vegetación (22).
Sant Esteve de Comià: El edificio conserva poca cosa de la estructura románica; únicamente dos ventanas de doble arrancada pueden corresponder al original de la primera iglesia románica. Las obras del s.XVIII cambiaron totalmente la iglesia, la cual debió ser parecida a las estructuras simples y usuales de esta zona: edificio de una sola nave, cubierta con bóveda de cañón y con un ábside semicircular a levante (23).

Santa Maria de Borredà:
Son también pobres los restos románicos de la iglesia parroquial de Borredà; la primera iglesia pre-románica fue sustituida, muy probablemente, por una nueva durante los siglos de plenitud del románico, (s.XI o XII). De este edificio sólo resta un fragmento del muro de poniente, hecho con aparato bien ordenado, con bloques pequeños y colocados alineados y en hilados bastante uniformes. En este mismo muro y en la nueva entrada que se hizo en el s.XVIII se incorporó la puerta de madera con el herraje románico, posiblemente del s.XI. La decoración de esta puerta es de un modelo muy corriente a los s.XI y XII; el herraje dibuja cuatro bigas, constituidas por dos nervios yuxtapuestos, a cuyos extremos salen unas volutas; el centro de cada tallo -hay cuatro en cada batiente de puerta- es atravesado verticalmente por una más corta de la cual salen dos volutas en cada extremo (24). Esta decoración es muy parecida a la de la puerta de Sta. Maria de Castellar de N'Hug.
Parece seguro que fueron los monjes de Santa Maria de Ripoll, señores de Borredà, quiénes introdujeron esta misma advocación a la iglesia parroquial de Borredà; posiblemente una primera imagen románica de la Madre de Dios del siglo XI, presidió el altar de la iglesia hasta que se encargó una nueva, entre los siglos XIII y XIV.
En Borredà, sin embargo, la advocación mariana es representada por la virgen que amamanta a su hijo y es conocida con el nombre de Popa. Popa, equivale en el catalán antiguo, a pecho, popa (deriva del verbo mamar o mamar) y es, por lo tanto, un nombre popular dado por los borreadanesos antiguos a su Madre de Dios, y que se conserva todavía hoy; equivale a la denominación de Madre de Dios de la Leche, hay bastantes representaciones en Catalunya: por ejemplo, la Madre de Déu de Falgars, la del Faro, la del Estany, la de Puig-graciós, etc. (25).
La imagen de la Madre de Dios de la Popa era una talla gótica hecha entre los siglos XIII ï XIV, pero que tenía claras influencias románicas en su composición. La imagen fue restaurada en 1928 por el escultor vigatà Eudald Brunet, gracias al mecenazgo de Antònia Bardolet d'Estabanell. En 1936 fue destruida y en 1940 el rector Maurici Soler mandó hacer una nueva. En la historia de Borredà planea siempre la devoción mariana, la cual arraigó fuertemente a partir del s.XIII.

Sant Pere de Salselles:
En Salselles no es conserva, al menos visible, ningún resto arquitectónico de la iglesia preromàníca documentada el 948, ni de la románica, abogadas ambas a Sant Pere. Como en Borredà, la presencia y dominio del monasterio de Ripoll hizo que la titularidad de Sant Pere fuera sustituida por una advocación mariana, muy importante en la época medieval. Así, en el siglo XVI, la iglesia se convirtió en un santuario mariano (26).
La devoción en la Madre de Dios de Salselles se concretó en una talla románica en el s.XIII, de la cual, desgraciadamente, sólo se conserva una fotografía que no permite hacer valoraciones estéticas. Era una talla que representaba Maria sentada al trono, con el Hijo sentado en el regazo de la madre, en una posición totalmente frontal y con la mano en acción de bendecir.
Es una talla bastante usual y austera de la típica Madre de Dios románica, con un tratamiento especial de los pliegues (vestido y manto), pero la mano derecha muy desproporcionada. La devoción se difundió por todo este sector de la riera de Merlès y especialmente por el Lluçanès en los s.XVI y XVII.

Sant Benet de Vilaplana o de Casamitjana:
Las pocas noticias históricas de la iglesia de Sant Benet se encuentran en dejas testamentarias del siglo XV, lo cual dificulta su datación y atribución al estilo románico. Sus formas simples nos acercan al estilo románico, sobre todo en cuanto a la estructura del ábside semicircular y de los muros, hechos con bloques de piedra bien escuadrados, colocados en hilados. La posible bóveda que cubría la nave y la cubierta de cuarto de esfera del ábside fueron sustituidas por las actuales. Es un edificio muy simple de una nave ligeramente rectangular coronada por el ábside, sin ninguna apertura visible salvo la puerta original situada a mediodía y hoy tapiada, pues en el s.XVII o XVIII se abrió una nueva en el muro de poniente. Si se trataba de un edificio románico, cosa que dudamos, es muy tardío; hay que decir que en los grandes centros urbanos de Cataluña se construían edificios religiosos y civiles góticos mientras que en las zonas rurales se mantuvieron fuertemente las estructuras románicas.

La iglesia de la Pera: Documentada en el siglo X, unida siempre a Sta. Maria de Borredà y en Sant Sadurní de Rotgers, la iglesia de la Pera, de la cual desgraciadamente los documentos no mencionan la advocación, no se hace referencia en siglos posteriores.
Seguramente era una pequeña construcción pre-románica, que dejó de tener culto a finales del siglo X o comienzos del XI. Próxima a la masía de la Pera, fue uno de los primeros núcleos del poblamiento disperso de Borredà durante la repoblación; el bajo número de habitantes no debió tener posibilidades de sustituir el pequeño edificio pre-románico por uno nuevo, probablemente porque no era demasiado importante y porque el campesinado se integraría en la iglesia parroquial de Sta. Maria de Borredà.

Sant Miquel del Pont:
Esta iglesia es documentada en el siglo XV y objeto de fuertes dejas testamentarias por parte de los habitantes de Borredà (28); eso hace pensar que no estaba demasiado lejos del actual núcleo de población, posiblemente al pie del río de Borredà, en un lugar estratégico donde había también un puente. En la documentación del s. XV sale mencionada como Sant Miquel del puente de Miralles lo cual permite situarla dentro de la parroquia de Sta. Maria de la Baells.

PROPOSTA CULTURAL
Presentamos dos nuevas iniciativas:

Rutas culturales por el Berguedà
Passaport Berguedà


En cada boletín se incluirá una ruta cultural y una ruta del Passaport.

Rutas culturales per el Berguedà


Passaport Berguedà

PIDE TU PASAPORTE EN LAS OFICINAS DE TURISMO DEL BERGUEDÀ O BIEN DESCÁRGATELO, VEN AL BERGUEDÀ Y EMPIEZA A GANAR PREMIOS!!


Bienvenidos al alto Berguedà. Para poder llevar a cabo el juego es indispensable conocer qué iréis a visitar, es decir, el alto Berguedà.


Bienvenidos al alto Berguedà

Para poder llevar a cabo el juego es indispensable conocer qué iréis a visitar, es decir, el alto Berguedà. Estas líneas os servirán para entender la importancia y la gran riqueza cultural y paisajística que os está esperando.
Forman parte de este proyecto 17 municipios: Bagà, Berga,Borredà, Castell de l'Areny, Castellar del Riu, Cercs, Fígols,Gisclareny, Gòsol, Guardiola de Berguedà, La Nou, La Pobla de Lillet, Saldes, Sant Jaume de Frontanyà, Sant Julià deCerdanyola, Vallcebre y Vilada. Todos ellos representan un espacio ideal para visitarlo en cualquier época del año, ya que permite satisfacer las necesidades de los amantes de la naturaleza y de los de la cultura.


IInstrucciones para el passaport:

Cuando se tiene una petita idea de qué poder visitar, es el moment de presentaros los personages que ajudaran a vivir la aventura del alt Berguedà.
El Joanet y el Marc representan los valors de la comarca: cultura, naturaleza, historia y diversión. En todos los municipios hay que buscar una figura donde aparecen los dos; excepto en uno, donde os encontrareis su mascota: un dinosaurio.
Cuando encontréis la figura habreis de leer su relato y coger la grapadora que hay en la parte inferior, seguidamente grapar en la esquina superior izquierda de la página del municipio.
Para premiar esta investigación, en cada municipio (excepto Fígols y Sant Julià de Cerdanyola) encontrará una página con casillas, divididas en un máximo de 5 categorías: alojamiento, restaurante, visitas culturales, ocio activo y comercio / artesanía. Su funcionamiento es muy sencillo: cuando se encuentra en uno de los municipios, consulte el listado de colaboradores (páginas 38 a 43 del passaport.) Si visita uno de ellos, el mismo establecimiento se pondrá un sello en la casilla correspondiente de su categoría y municipio.

Para conseguir un sello debe hacer un consumo mínimo en la categoría correspondiente:
 


CONSUMO POR CATEGORÍA:

VVisitas culturales: 5 € - cada sello equivale a 1 punto
Restaurante: 10 € - cada sello equivale a 2 puntos
Comercio: 10 € - cada sello equivale a 2 puntos
Ocio activo: 20 € - cada sello equivale a 4 puntos
Alojamiento: 25 € - cada sello equivale a 6 puntos
Además, cada garra que consiga estará recompensada con 2 puntos.

 

01 - Mirador cap al Picancel, Vilada

Desde el mirador del Picancel disfrutamos de una espléndida panorámica sobre los paisajes del Catllaràs y el pantano de la Baells. Se trata de un paisaje de montaña caliza donde abundan los riscos, los acantilados y las colinas y donde los bosques generan un manto verde que se extiende por casi la totalidad del paisaje. Los bosques más abundantes son los pinares de pino silvestre, pero también nos aparecen robledales de roble pubescente y hayedos en las laderas más umbrías.


02 - Mirador de Sant Jaume de Frontanyà


El paisaje que rodea el pueblo de Sant Jaume de Frontanyà se caracteriza, en primer lugar, por la presencia del despeñadero de las Creus que con su verticalidad y los 1210 m preside y da fuerza al paisaje. En segundo lugar, por la abundancia de bosques, sobre todo pinares de pino rojo.

06 - Mirador de la Gargallosa, Gisclareny

Desde este pequeño cerro situado junto al pueblo de Gisclareny podemos disfrutar de un espléndido paisaje sobre el pueblo y la sierra de Gisclareny. Fijémonos, en primer lugar, en la situación estratégica del pueblo de Gisclareny. Se encuentra en la vertiente solana de la sierra en un punto estratégico sobre el valle de la riera de Saldes y al lado de la única zona donde pueden desarrollarse los cultivos y los pastos, es decir, el pequeño valle Pregona.

07 - Mirador al Pedraforca, Saldes

Ante nosotros nos aparece el paisaje más emblemático del Alt Berguedà ya que nos encontramos con el macizo del Pedraforca. Esta montaña mítica es uno de los elementos identitarios del Berguedà ya que su peculiar forma, es decir, con dos cumbres que dan lugar a hablar de una enforcadura, es la cuna de un gran número de leyendas.

14 - Mirador de les Heures, aturada de Borredà

Este paisaje tiene tres elementos que lo caracterizan: la masía, los campos de cultivo y los bosques. El mas de las Heures de la Quar existe y ha ido evolucionando desde la época medieval y, por tanto, los hombres y mujeres que la han habitado son los que han ido configurando el paisaje a partir de cortar árboles, crear tierras de cultivo o haciendo pastorear los rebaños.




AGENDA DE ACTOS DEL BERGUEDÀ

11 de julio en La Pobla de Lillet: Festa de <Sant Cristòfol
11 de julio en Castellar de N’Hug: Aprec al Santuari de Mongrony
11 de julio en Avià: Festa del Segar i el Batre
11-18 de julio en Bagà: Festes de la Baronia de Pinós
15-18 de julio: Rebrot 2010
16 de julio en Berga: Festival de Música Antiga
18 de julio en Castellar del Riu: Aplec del Pi de les tres branques
18 de julio en Gósol: Caminada 2010
23-24-25 de julio: Festival de la Baells
24-25 de julio en Sant Jaume de Frontanyà: Festa Major
24-25 de julio en Berga: Festa dels Elois
23 de julio en Berga: Festival de Música Antiga
2-10 de agosto en la Pobla de Lillet: Open Internacional d’Escacs
30 de julio- 3 de agosto en Bagà: Festa Major





HOJA LA POPA
Por solicitud de algunos lectores, en cada boletín se incluirá una dirección electrónica para bajar e imprimir un archiivo con un ejemplar de la hoja. La Popa fue editada por Mn. Felip Pujols, párroco de Borredà, desde el año 1979 al 1982, en ella está una parte de la historia del pueblo.

La dirección del archivo para bajarla es:

http://www.butlleti.net/popa6/index.htm

Se puede imprimir con una impresora directamente.






Apartaments de can Pistola
Borredà

Para ver información sobre los apartamentos y conocer
los precios, pulse sobre la imagen lateral.

Para conocer la disponibilidad y realizar una reserva, pulse:





Vida saludable

 

¿QUIERE RECIVIR GRATUITAMEMENTE EL BOLETÍN?

Si quiere recivir mensualmente y gratuitamente nuestro Boletín, o quiere que otras personas lo recivan, puede dejarnos sus datos:

 
E-mail
Nomdre
Apellido
País
Suscribirse

www.servicont.com  




CROMA 5 -- Diseño de webs
Borredà Turisme
Butlletí de Borredà
Canpistola
Slud i Nutrició
Ajuntament de Borredà
butlleti.net
butlleti.net
teliad - el mercado para los enlaces de texto
butlletí.net
butlleti.net

 
Web diseñada por Croma 5 – Miquel Esteve