Subscríbase gratuitamente al boletín >>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>
E-mail
Nombre
Apellido
País
Subscribirse
 
 
butlleti.net
butlleti.net
BOLETÍN
N.53 - Junio 12
Junio - Verano

La Patum de 2012

BBien entrada la primavera Berga celebra las Fiestas de la Patum 2012.

La Patum es el centro de todas las fiestas en Berga. Incluso está el calendario patumaire, que divide el año de Patum en Patum.

Son fiestas tradicionales y populares muy antiguas. Muy arraigadas en el pueblo.

Ahora son Patrimonio Cultural de la Humanidad. Orgullo de Berga.

Todo fue una fiesta tradicional y festiva, la Patum destaca por sus valores culturales, por sus simbolismos.

Haber conservado esta fiesta, sus Comparsas, sus vestidos, su música y todo lo que le rodea es un gran mérito, lo que bien dichoso se siente Berga.

LA PATUM 2012

La Patum es una representación sacro-histórico-popular nacida y derivada de las antiguas representaciones de teatro medieval, aunque aglutinante, reinterpretando y reconduciendo atávicas celebraciones paganas, que se celebra anualmente en la ciudad de Berga durante la semana de Corpus. Su origen hay que buscarlo, precisamente, en los antiguos entremeses que desfilaban en las procesiones del Corpus y que estaban destinados a educar, moralizar y aleccionar al pueblo para que éste profundice en el conocimiento de las Sagradas Escrituras.
Con el paso del tiempo, sin embargo, estos entremeses fueron obteniendo entidad propia y ganando adeptos entre el pueblo, más por su vertiente lúdica que por su carácter aleccionador. Fueron perdiendo su sentido original, transformando su presencia y su participación y, consecuentemente, desvirtuándose, quedando de las representaciones sólo las partes más festivas.
La juerga del cortejo procesional fue subiendo de tono, sobre todo antes de la salida de la Procesión y una vez finalizada ésta. Esto acabó dando paso a unas muestras festivas, protagonizadas por los mismos entremeses que tomaban parte en la Procesión, que acabaron conformando la Bulla o bullicio del Santísimo Sacramento, nombre antiguo de la fiesta que fue progresivamente sustituido por el de Patum a finales del siglo XIX. Todo parece indicar que los inicios de la Bulla hay que situarlos en la segunda mitad del siglo XIV, aunque la primera noticia que conocemos del Corpus Berguedà se remonta al 1454.
Este fenómeno, que tuvo lugar en varias villas y ciudades de Cataluña, se fue extinguiendo debido a las prohibiciones promulgadas por los poderes civil, eclesiástico y real, de modo que pocas manifestaciones sobrevivieron al Concilio de Trento (1563), e incluso los entremeses fueron tocados de muerte por las restrictivas disposiciones del siglo XVIII. De entre todas las antiguas bullicio del Santísimo Sacramento que tenían lugar en Cataluña, únicamente la ciudad de Berga ha sido capaz de mantenerla y conservarla a través de los siglos. Es La Patum.
Resulta complicado dilucidar el simbolismo original de los elementos que forman parte de La Patum y su evolución durante cerca de seis centurias, pues han ido variando a lo largo del tiempo y no siempre ha quedado constancia.
La Patum es una fiesta que se ha de ver y vivir. Para quien no la ha vivido, resulta muy difícil de entender. En primer lugar, porque La Patum no la conforman sólo las comparsas, sino que es una amalgama que, además, engloba el marco natural de la representación (la plaza de San Pedro y las calles adyacentes), la gente que asiste ( que dejan de ser meros espectadores para convertirse en participantes activos), unas fechas de celebración concretas (la semana del Corpus), la atávica tradición permanentemente actualizada ... Esta amalgama constituye uno de los verdaderos valores de la Patum. El otro es el conjunto de sentimientos que la fiesta como tal despierta. En La Patum confluyen instantes de misterio, de alegría, de pasión, de gozo, de recogimiento, de éxtasis... Es la fiesta de los sentidos y los sentimientos.
Comparses de La Patum
 
Les comparses que actualment participen a la festa són les següents.
El Tabal - Información del Tabal en el museu virtual de la Patum
Es el heraldo de la fiesta. Propiamente, no puede ser considerado como una comparsa, sino que hay que verlo como un instrumento musical. Esta era su función original y primigenia, función que ha conservado, en parte, hasta la actualidad. Documentado desde el 1621, y reconstruido en 1726, fue el único instrumento de la Patum, al ritmo del que evolucionaban las comparsas, hasta mediados del siglo XVII.
Els Turcs i Cavallets - Información de los Turcs i Cavallets en el museu virtual de la Patum
Aunque pueden derivar de antiguas representaciones paganas de carácter ganadero, actualmente representan la lucha secular entre la Cruz y la Media Luna. Cuatro caballeros cristianos y cuatro turcos a pie simulan una batalla de la que los primeros resultan siempre vencedores. La primera referencia que conocemos data también de 1621, aunque las figuras actuales fueron construidas en 1890. Fue ese mismo año cuando dejaron de evolucionar al ritmo del Tabal, pasando a danzar a los acordes de la música compuesta por Joaquim Serra i Farriols (a) Quimserra.
Les Maces - Información de las maces en el museu virtual de la Patum
Antiguamente habían formado parte de un único cuadro, el de los Diablos, junto con los Plenos. Este antiguo entremés, documentado desde 1621, simboliza la eterna lucha entre el Bien y el Mal, representada aquí a través de la escenificación ingenua de una pugna entre ángeles y demonios. Las Mazas fueron la última comparsa a la que incorporó música, compuesta por Joan Trullàs el año 1963. Esta música sólo se interpreta en saltos de lucimiento (al mediodía). Por la noche, las Maces continúan evolucionando, como había sido siempre, al son del Tabal.
Els Àngels - Información de los Àngels en el museu virtual de la Patum
A pesar de encontrarse siempre relacionados con las Mazas por el hecho de formar parte del mismo cuadro escénico, los Ángeles tienen comparsa propia. Actualmente participan en la representación dos representantes de las fuerzas del Bien: San Miguel y otro Ángel que lo acompaña. Antiguamente, cuando las Mazas y los Plenos todavía formaban parte del mismo salto, los Ángeles ya participaban, aunque hasta bien entrado el siglo XX sólo mataban el último diablo que caía al golpearlo el látigo. Los Ángeles se encuentran documentados desde el 1621, cuando sólo aparece San Miguel. Su ayudante se incorporó definitivamente a la representación en la primera mitad del siglo XIX.
La Guita - Información de la Guita en el museu virtual de la Patum
Antiguamente también se la había llamado Mulassa, Mulafera y Mulaguita. Se trata de una figura con cuerpo de mula, cola de caballo, cuello de jirafa y cabeza de dragón, y es uno de los elementos más antiguos y singulares de la celebración. Tradicionalmente sólo había una, la Grossa, de la que tenemos constancia desde el 1621. En 1625, esta se rehizo prácticamente por completo. En el año 1890, en pleno proceso de potenciación de la Patum, se incorporó a la representación una Guita Xica, conocida popularmente como Loca. La Guita es la única comparsa de La Patum que continúa saltando exclusivamente al sonido del Tabal.
L’Àliga - Información del Àliga en el museu virtual de la Patum
En el año 1756 el Ayuntamiento de Berga decidió incorporar una Águila a las solemnidades del Corpus Christi; Águila que fue construida por el carpintero Ramón Roca y que podría ser la misma que figura actualmente en La Patum. Su baile es el de mayor valor coreográfico de toda la representación, y su música la más distinguida y monumental. Esta extraordinaria partitura presenta muchas semejanzas con una danza típica del Renacimiento, que podría tener su origen en el siglo XVI, aunque su línea melódica parece derivar de un himno gregoriano.
Els Nans Vells - Información de los Nans Vells en el museu virtual de la Patum
La introducción de los Enanos en La Patum es bastante moderna. Los Enanos Viejos datan del 1853 y fueron una donación de Ferran Moragues i Ubach, primer diputado a Cortes del distrito de Berga, en un momento en que estos personajes estaban de moda. Son cuatro figuras masculinas, con sombrero de tres picos y largas pelucas, que bailan, tocando las castañuelas al ritmo de melodías populares, las mismas que bailan los Gigantes. La llegada por sorpresa de los Enanos Viejos en Berga hizo que se aprovecharan los bailes que ya se interpretaban para hacerlos bailar.
Els Gegants - Información de los Gegants en el museu virtual de la Patum
El primer Gigante lo encontramos documentado en el año 1622, y la primera pareja desde el 1695. La tradición popular, sobre todo desde el romanticismo, los ha relacionado con antiguos caudillos musulmanes vencidos. Actualmente hay dos parejas que bailan conjuntamente, los Viejos, estrenados en 1866 y que sustituyeron los más antiguos, y los Nuevos, construidos en el año 1891. Sus bailes son, mayoritariamente, adaptaciones de melodías populares catalanas (El pobre campesino, La Danza de Falgars, En Gironella...), si bien los autores bergadanes Jaume Sala y mosén Marià Miró también compusieron bailes de Gigantes.
Els Nans Nous - Información de los Nans Nous en el museu virtual de la Patum
Fueron estrenados en 1890 para sustituir a los Enanos Viejos, que se encontraban en muy mal estado. Afortunadamente, estos fueron restaurados y han continuado figurando en la representación hasta la actualidad. Los Nans Nous son dos parejas, joven una y vieja la otra, que bailan los acordes de una alegre melodía compuesta a finales del siglo XIX por Quimserra. Antes, habían bailado diversos ritmos de moda en la época, como rigodón y americanas. Su música es, seguramente, la más popular y divulgada de todas las músicas patumaires.
Els Plens - Información de los Plens en el museu virtual de la Patum
Son el mayor espectáculo de La Patum; su momento culminante; la apoteosis de la fiesta. Los Plenos, que antiguamente habían formado un solo cuadro con las Mazas y que deben su nombre a que están llenos de fuego, están documentados desde el 1621. Cuando se apagan las luces, empieza la música y la plaza se convierte en un infierno que se llena de fuego con mil cohetes ardiendo al mismo tiempo. Los Plenos evolucionaban únicamente al sonido del Tabal hasta finales del siglo XIX, cuando en Quimserra compuso la música genial y excitante con que saltan actualmente.
El Tirabol - Información del Tirabol en el museu virtual de la Patum
El Tirabol, como tal, no es propiamente una comparsa. Representa el punto final de La Patum, el momento en que Berga celebra el hecho de haber repetido su milagro anual, la máxima expresión de alegría bergadana. Hay bailan los Gigantes y las Guites mezclados con toda la multitud que llena la plaza, al ritmo del Tabal y los acuerdos de diferentes tonadas que se van repitiendo. De Tirabols hay cuatro, el Tirabol propiamente dicho, llamado popularmente La Banya de Bou, el vals-jota, el pasodoble y el vals-jota La Patumaire, obra de Lluís Sellart y Espelt.





BORREDÀ
Texto extraído del libro BORREDÀ, editado por Ámbito de Investigaciones del Berguedà. Se publican algunas fotografías incorporadas a este texto, son a color y no forman parte del libro.
LA PROSPERIDAD DE LA AGRICULTURA
En el s. XVIII el crecimiento y prosperidad de las grandes masías de Borredà es un hecho. Si en los siglos anteriores ya se había alcanzado una posición acomodada ahora, el XVIII, la distancia entre el gran campesinado y los colonos es aún mayor. Como dice Pierre Vilar «si el campesino amplía, pues, por sus propios medios el cultivo dentro del territorio de su masía, o si establece, a su vez, algún jornalero, sobre dicho territorio, sólo constará en la contabilidad privada del campesino , difícilmente accesible a la contabilidad del señor »(22). Por eso es tan importante estudiar los archivos de las masías que son los que, en definitiva, nos dan el verdadero ritmo de la prosperidad del campo catalán del siglo XVIII, prosperidad evidente, incluso, en una zona pobre como es la montaña bergadana.
La prosperidad se manifiesta a través de la diversidad de cultivos; junto a los tradicionales cereales y legumbres se cultiva cáñamo, maíz, patatas, intensifica los cultivos de huerta, etc., Tanto por parte de propietarios como de colonos. Es la época, también, de construcción y rehabilitación de muchos molinos.
Esquema


Molino de Campalans
Los molinos harineros

El molino harinero, movido por la fuerza hidráulica, es muy antiguo; antes de los romanos ya se utilizaba y estos lo exportaron partes. Es la época medieval cuando se desarrollaron y su uso se convirtió en general en Cataluña y en el Berguedà, donde encontramos documentados desde el, s. X Es a partir de este siglo que los encontramos junto a castillos, vigías, iglesias, masías, puentes, etc.
Ya hemos dicho que en el año 833 se conoce un molinero anticum a Lillet, el 888 en Malanyeu, el 941 en el valle de Brocà, etc. Son molinos hidráulicos, resultado de un intenso aprovechamiento del agua que llegó hasta el siglo XIX en las zonas rurales. Estos viejos molinos medievales son, muchas veces, antecesores de los molinos del siglo XVIII de los que aprovechar sus esclusas y el riego; a veces se construyen cerca de los medievales. Los molinos medievales y los más modernos son los testigos del aprovechamiento hidráulico, y de la única industria vinculada al mundo de la agricultura.
Las esclusas medievales se pueden identificar visualmente gracias a los agujeros redondos de 15 o 30 cm de diámetro hechos en las rocas de los cursos de agua, así son las esclusas localizadas al pie de la riera de Merlès, dentro del término municipal de Borredà, ya comentados. En algunos lugares son visibles todavía viejas estructuras de madera de estas esclusas que, a pesar de ser renovadas, se parecen bastante a las medievales; (en la misma riera de Merlès cabe mencionar la vieja recluida del molino de Boatella y la del molino del Vilardell) También trazas de antiguos riegos y restos de casas molineros como el del Molinillo de Navel y el molino de Querol, ambos en la riera de Navel(23).
La documentación también nos da a conocer molinos medievales. Una vez más debemos lamentar de la pérdida del archivo de Ripoll donde seguramente se conservaban noticias sobre viejos molinos del municipio, ya que hay que pensar que la riera de Borredà era tan aprovechada como la de Merlès.
El año 1033 el monasterio de Sant Pere de la Portella cedió a unos campesinos el mas Mora con sus tierras, bosques y molinos situados en la riera de Merlès (24). El monasterio de la Portella tenía en el siglo XVII un importante molino al pie de la riera de Merlès, cercano a las Gargantas de les Heures, en el año 1600 fray Marco Freixes concedió a Gabriel Passola y Marquesa y, después, a la familia de las Heures de la Quar. El año 1696 era conocido ya como el molino de les Heures y pagaba al monasterio de la Portella 9 cuartillos de sembradura de trigo, el diezmo y la primicia de todos los frutos en la séptima, y estaba obligado a moler todo el trigo que el monasterio necesitara. Junto al molino había también una pequeña herrería (25). Este molino de les Heures, uno de los más importantes de la riera de Merlès, se amplió considerablemente el s.XVIII, tal y como lo demuestran las fechas de 1752 y 1771 de los dinteles de las ventanas.

El monasterio de la Portella era también propietario de los dos molinos harineros de Vilada, al pie de la riera del Merdançol, conocidos en 1696 con el nombre de Molino del Herrero o Molinot - sobre el que tenía también derechos el barón de la Portella-y el molino de la Sierra (26).
La baronía de La Portella tenía cedidos a campesinos, siempre a cambio de censo, los molinos de la masía Frontanyà de La Quar: el molino trapero de Vilalta-antes fragua-, que aprovechaba el agua de la riera de Merlès y del arroyo de Regatell o de Vilalta, el molino de la Sala de San Martín de Biure, los molinos del Quer, de Capdevila y de Cosp en la parroquia de Sant Julià de Palmerola, también tenía derechos al Molinot de Vilada (27).
Los Maçanós, señores de Comià, establecieron, en el año 1236, Pedro de Solà y su familia el mas Comià y al molino; por mas pagaban 100 sueldos de entrada y un censo anual de una cuarta parte de la cosecha de grano y de vino, 1 cerdo, 3 medias cuarteras ripollesas de lana, y 3 cuarteras de cebada por el molino (28).
El monasterio de Ripoll concedió el uso de las aguas de la riera de Merlès, y de la del Merdançol desde la época medieval; desgraciadamente la documentación perdida no nos permite ir más lejos. Muy seguro que desde el siglo XI había un molino en Boatella, aprovechado hasta el s.XIX, y otro al pie del Merdançol, en el término de Borredà.
Del molino de Merdançol tenemos una referencia del año 1426, cuando Pedro de Torrent vendió el molino de Gavalons situado al pie del Merdançol, en la parroquia de Borredà, a Pedro Llobet, alias Massana, por el precio de 27 sueldos barceloneses ( 29). Este molino podría ser el molino de Dalt o el molino del Tiso.
El interés de Ripoll en la concesión de molinos harineros se demuestra en un documento del año 1305 cuando el pavorde de Berga estableció la familia Gamisans de San Esteban de Valldoriola-Sagàs-el mas Lladernosa de San Miguel de Lladernosa, sufragánea de Sant Martí de Puig-reig, el pavorde concedía a los Gamisans la facultad de poder construir 5 molinos en el río Llobregat y la riera de Merlès (30). La masía Lladernosa es arriba de una cresta cerrada por la confluencia de la riera de Merlès y del Llobregat, justo en el lugar donde a finales del s.XIX se construyó la colonia textil de Cal Riera.
Molino

 

Mapa

 

El s. XVIII Ripoll concedió permiso para la construcción de molinos harineros a sus dominios bergadanes. El año 1722 el monasterio había reconstruido el molino de Sant Romà de la Clusa, situado a los Cortals de Bertrans (31); en 1758, tenía en Malanyeu, el molino de la masía Ferrer, el de Barbarà, el molino Nuevo, y el de Joan Casals, a la Nou, un molino con una molina aserradero en el lugar del Bac, el molino de Minoves de Sant Vicenç de Obiols, al pie de la ribera de Berga, el molino de escribas en Santa Maria de Merlès, y los de Borredà (32),-de los que hablaremos seguidamente-, todos en funcionamiento y esta establecidos a campesinos a cambio de un censo anual.
En esencia, los molinos del siglo XVIII son bastante similares a los medievales aunque más evolucionados. El agua es desviada del arroyo mediante una esclusa que puede ser de madera, - cuando se aprovecha una de medieval como la de Boatella o la de Vilardell-, o de piedra con mortero, como las de la ribera del Merdançol. De la presa sale el riego excavado en el suelo, como Vilardell, o hecho con piedra como Campalans.
Algunos molinos, probablemente los más antiguos, llevaban el agua directamente del riego en el carrete, como el de Vilartimó, oa una balsa con pozo a fin de regular el caudal que entra en el cárcavo para mover el carrete.
El carrete es una rueda de madera con unas paletas sobre las que el agua ejerce su fuerza perpendicularmente al eje de rotación y la energía hidráulica se convierte en mecánica moviendo el árbol y las dos muelas.
Un complemento indispensable del molino es el esquineros, que servía para sacar la cáscara y romper un poco los grandes que se comían hervidos. El esquineros está formado por una sola muela sobre la que rueda una almazara parecido al de los molinos de aceite. Tenían esquineros los molinos de Campalans, el de Subirà -1929 -, el de de Dalt, el del Cirera, el de Vilardell, etc.
Pierre Vilar dice que el molino harinero es signo del renacimiento espontáneo y multiforme de la riqueza agrícola, de una actividad rural intensa en el siglo XVIII y que entre 1720 y 1808 (33) encuentra 803 concesiones de molinos en toda Cataluña, el 80% de las cuales son molinos harineros o de aceite concedidas mayoritariamente a campesinos.
Parece que a partir del siglo XVIII los molinos harineros entraron en decadencia, pero en las zonas montañosas se mantuvieron hasta bien entrado el s, XX; esta característica es aplicable también a los molinos de Borredà, los más importantes de los cuales mucha gente recuerda perfectamente haberlos visto funcionar. Algunos de estos molinos harineros fueron el origen de modernas instalaciones industriales en el s.XIX; el ejemplo lo tenemos en algunos molinos harineros del Llobregat en el término municipal de Puig-reig: el molino de l'Ametlla de Merola fue el origen de la fábrica y colonia textil del mismo nombre, el molino de Cal Riera, de la colonia Manén, el molino de Puig-reig, de la fábrica de hilados de Cal Casas.
Con todo pero la definitiva desaparición de los molinos harineros se produjo durante la guerra civil de 1936-39, pues con las colectivizaciones se prohibió de moler y de tener harina, luego de la guerra y durante los años del estraperlo algunos molinos volvieron a funcionar pero por poco tiempo. En todas partes, y también en Borredà, los molinos han abandonado y se derrumba inexorablemente. Hacemos nuestras las palabras de Jordi Bolós y de Josep Nuet, estudiosos de los molinos, cuando dicen: «Por su importancia histórica y técnica creemos que habría que conservar unos cuantos de suficientemente representativos, en buen estado de funcionamiento, como monumento nacional, porque las generaciones actuales y futuras puedan conocer una de las máquinas más antiguas milenarias-y más extendidas, de nuestro país y de toda Europa »(34).
Algunos de estos molinos, como el de Danyans y Vilartimó, se han transformado para poder producir electricidad. El molino del Cirera fue aprovechado hasta hace pocos años para hacer tachuelas, el molino de Dalt se ha reconstruido totalmente. No sería demasiado difícil de conseguir toda la maquinaria de un viejo molino harinero y instalarse en uno de muchos lugares agradecidos del pueblo como monumentos los molinos ya todo su mundo.

Los Videos del Berguedà
Vídeo del dossier de la candidatura de La Patum por su reconocimiento como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad por parte de la Unesco

butlleti.net


AGENDA DE ACTOS DEL BERGUEDÀ

6-10 de junio en Berga: Patum

butlleti.net
butlleti.net
butlleti.net
butlleti.net
butlleti.net
butlleti.net


¿QUIERE RECIBIR GRATUITAMENTE EL BOLETÍN?

Si desea recibir mensualmente y gratuitamente nuestro Boletín, o quiere que otras personas lo reciban, puede dejarnos los datos:

 
E-mail
Nombre
Apellido
País
Subscribirse

butlleti.net

contador de visitas
Contador de visitas
Diseño web sevilla

butlleti.net
butlleti.net
butlleti.net
butlleti.net
butlleti.net
butlleti.net
butlleti.net
butlleti.net
butlleti.net
butlleti.net
butlleti.net
butlleti.net
butlleti.net
teliad - el mercado para los enlaces de texto
butlletí.net
butlleti.net

 

 
Web diseñada por Croma 5 – Miquel Esteve