Subscríbase gratuitamente al boletín >>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>
E-mail
Nombre
Apellido
País
Subscribirse
 
 
butlleti.net
butlleti.net
BOLETÍN
N.50 - Marzo 12
Marzo - Hivern

Han pasado los fríos de febrero, que este año han sido duros y valientes. Enfilamos hacia la primavera, al menos ya encontramos las primeras señales: el canto de algunos pájaros, las flores del bosque tempranas, el rebrote de plantas y árboles.

Pero en marzo no es de fiar, por eso el dicho: "marzo marzote, mata la vieja junto al fuego, y la joven si puede"

El día también acompaña, ya es más largo. Todo apuntando hacia tiempo más templado. Los campos están preparados para las plantaciones, especialmente en los huertos.

Así mismo aún quedan días para terminar del todo el invierno. No en vano cada año tenemos la nevadita de san Marcos, a finales de abril. Pero ya es otra cosa, al ser el día más largo y calentar más el sol.

<<<<Ayuntamiento de Borredà
EXCURSIONISMO
RUTAS DE LA WEB DEL ALT BERGUEDÀ

VIA DEL NICOLAU · 11,3 Kuilometros · 3 horas · Altitud 928 m.

La recuperación de la vía Nicolau permite realizar un agradable paseo entre Guardiola de Berguedà y San Joan del Avellanet. El trazado nos adentra en zonas boscosas, con túneles y pasarelas de diferentes tipos (incluida una de cable de 35m). La proximidad del Río Bastareny ofrece una inmejorable vista del valle flanqueada por la población de Bagà.

Un poco de historia

En 20 de Abril de 1914 comenzaron las obras del ferrocarril para el transporte de madera entre Guardiola y Gisclareny, promovido por el Sr. Tomás Nicolau y Prieto propietario del aserradero de Berga. La construcción de la vía era complicada debido a la orografía, la dura climatología y la penosidad de los trabajos manuales. Se construyeron túneles y paredes de piedra seca (todavía visibles) para consolidar la vía.
Después de funcionar unos cuantos años se abandonó y comenzó una degradación constante del trazado. En los años 1960-1970 los servicios forestales reabrieron algunos tramos para realizar actuaciones de hidrología y contención de la erosión. Hasta el año 2009 no se recuperó el camino. Esta restauración ha supuesto actuaciones muy complejas, muchas realizadas manualmente o, incluso, con la ayuda de un helicóptero para el transporte de materiales en zonas de prácticamente inaccesibles.


Pasarela

Descripción

La ruta se inicia justo antes de llegar a la zona de picnic de Sant Joan del Avellanet, donde encontraréis el indicador que lo anuncia. Hay que coger el sendero que baja por la izquierda con unos escalones y seguir el trazado del antiguo trazado ferroviario que se adentra en medio del bosque. El camino transcurre, prácticamente plano o en ligero descenso. A medida que nos vamos acercando a la villa de Bagà atravesaremos varias pasarelas, puentes y un túnel excavado en la roca.
En un momento dado, el camino de tierra se acaba y llega a una pista asfaltada conocida como "el camino de la vinya vella" ya que nos acerca hasta el lugar homónimo. Poco después de pasar un túnel, hay que dejar esta pista y volver a coger la plataforma de la antigua vía que sale a mano izquierda y seguirla hasta llegar a Guardiola de Berguedà.

 

Bagà, puente viejo


Justo antes de llegar a la carretera, un camino a mano derecha sube hasta el monasterio de San Lorenzo, visita del todo recomendable antes de continuar la ruta.
Una vez en la carretera, hay que tomar a mano izquierda (siguiendo las marcas del GR 4.2), cruzar el puente del Bastareny y seguir hacia el Barrio de Terradelles. Desde aquí el camino que se sigue hasta Bagà es el antiguo camino real que unía Berga y Bagà por el valle del Llobregat.
Llegados a Bagà, vale la pena hacer una parada para conocer la amplia oferta cultural de que dispone la villa: fundamentalmente, centro Medieval y de los Cátaros, Sala de las Pinturas del Palacio de Pinós, ruta autoguiada por el centro medieval e iglesia de San Esteban y también en el centro del Parque Natural del Cadí Moixeró.
Para volver al punto de origen de nuestra ruta, hay que cruzar el Bastareny por el puente de la Villa y allí retomar el camino que habíamos seguido a la venida.



Camino en medio del bosc
BORREDÀ
Texto extraído del libro BORREDÀ, editado por Ámbito de Investigaciones del Berguedà. Se publican algunas fotografías incorporadas a este texto, son a color y no forman parte del libro.
La religiosidad popular: control y desviaciones—la brujería—

Otras noticias sobre brujas bergadanas son también de este lugar. En el año 1628 se torturaba a Antonia Rosquelles de Viladrau para hacerle confesar que era bruja, el proceso recoge el testimonio de Jaume Prat que «fom trobada lo dimecres de Sinquangesima prop passat en casa den Eures del Aymar —de la Quar— bisbat de Urgell, en companyia de Mo. Camps pintor de esta ciutat y en Eures del Aymar estam dinant y parlant de bruxas nos digué que unes- bruxes que havien pejandes alli en lloch de la baronia del compte de Vallfogona —baronia de la Portella— moltes bruxes y digué que era assí en Vich y la tenien assi en Vich y que ere la Badessa de totes y yo lo demani qui ere y dit Eures del Aymar digué que era una viuda grossa mare de Casals barber de assí de Vich...» (55).
Cuando una mujer era acusada de bruja la torturaban para que confesara quiénes eran sus compañeras, Gracias a un proceso estudiado por Albert Benet (56) sabemos que durante la tortura, Jerónima Pons, alias Juana la Negra, confesó que había actuado en el Lluçanès, en el Bages, y el Berguedà, concretamente en la zona de la riera de Merlès, que había provocado bocios al hijo de Jaime Gascó de Salselles y a otra gente de estos lugar, y más concretamente a los habitantes del molino de Vilartimó.

Quema de brujas

Ball de Rams
Juana la Negra confesó, siempre bajo tormento, que fue introducida en el arte de la brujería cuando vivía en la parroquia de Lluçà por una mujer llamada Elias y que el primer encuentro con el demonio fue a las gargantas de las Heures, en la riera de Merlès, El proceso explica «...y així quant fórem a les goles de les Eures nos isqué lo dimoni en forma de home y la dita Elias li ana a parlar primer que jo, y li digué Bersabuch assí vós aporto una vassalla y dit Bersabuch respongué: bé sis arribada y contraent se abrassa ad dita Elias y la conegué car nalment per las parts sucias, perque jo ho viu perque nos apartassem de mi y després se agafa ab mi y també tingué part ab mi per les mateixes parts sucias, si bé jo no y trobi contento...». La declaración continúa mencionando las brujas que le acompañaban, entre las que cita a «na Canalias que era la muller de una hermita vell que servia la yglesia de nostra Senyora de Salse lles y na Vinyes de la parroquia de Sant Martí del Bas bisbat de Vich.»
La gente estaba sinceramente convencida de la acción maléfica de las brujas, de su capacidad de provocar bocios, de matar ganado, de hacer caer piedra, de provocar malas cosechas, etc. gracias a los pactos que hacían con el demonio, seguramente debido a la misma ignorancia. Como dice Silvia Galera, «eran pobres ignorantes que querían encontrar explicación a lo que acontecía, que se veían capaces de dominar la desgracia-la muerte, la pérdida de la cosecha, etc. - Y acabar con la pretendida causa del mal; también oportunistas que encontraban la ocasión de acabar con el enemigo. A ello se añadía el especial momento de crisis, de inseguridad y de miedo » (57).
La Fiesta

Dice García Cárcel (58) que el origen de la fiesta debe situarse en la necesidad humana de liberarse de todas las tensiones que conlleva el hecho de vivir. Aun cuando de fiestas se han hecho siempre, nosotros sólo conocemos un poco las que se hacían en Borredà en el siglo XIX y que probablemente son de los siglos XVII y XVIII. Son concretamente unas danzas que se han podido recuperar gracias a la memoria de dos mujeres de más de 90 años, y a la búsqueda sistemática que ha hecho la Sra.. Rosa Maria Rota y Carlos de Abásolo (59).
Antes de hablar particularmente de esta manifestación festiva, hoy una expresión folklórica que quiere tener bien presente el legado histórico y cultural, debemos recordar que la fiesta en la época moderna es básicamente una fiesta religiosa. La iglesia salida del Concilio de Trento utilizó la fiesta y todo su mundo para difundir el mensaje religioso y para reciclar, bajo unas formas bastante atractivas, costumbres populares, y expresiones religiosas antiguas.
Con esta finalidad se potenció espectacularmente la fiesta del Corpus (documentada en Borredà en el s.XVI), las procesiones para celebrar la superación de desgracias climáticas o epidemiológicas, canonizaciones, fiestas de santos, e incluso en Borredà se festeja el la llegada del visitador o del abad de Ripoll. Pero con el afán de controlar y dirigir la fiesta moderna, la iglesia topó con manifestaciones muy vivas que no pudo anular con facilidad.
Las visitas pastorales del siglo XVII prohíben repetidamente que se baile y se juegue en la plaza del Padrón de Borredà durante las horas de misa o de cualquier celebración religiosa: «ítem manam que ninguna persona de cualquier estado, grado o condición sie me atrevo ni presuma esta hora en adelante de bailar los días se harán procesiones tanto de votos hechos, de costumbre de oración es acostumbradas, como también de otros cualesquiera procesiones ordenadas por lo Summo Pontífice, y por nosdaltres, y aso mandamos en pena de excomunión mayor».


Ball de Rams


Ball del Racó


Ballet i Corranda

Una de las muchas procesiones que se hacían en Borredà era la de la Semana Santa en la que las chicas de Borredà tenían costumbre de vestirse de blanco y por ello pedían al rector la ropa blanca de la iglesia; esta costumbre de dejar la ropa la prohibió el visitador en 1687 porque mucha ropa no se volvía a la rectoría.Una fiesta y procesión muy celebrada era la que se hacía en Sant Sadurní de Rotgers por la segunda Pascua, de la que todavía hay un claro recuerdo; en 1690 el visitador mandó que una vez acabada la misa se volviera inmediatamente a Borredà en procesión y que no se hicieran los bailes en Rotgers, con la amenaza de prohibir la misma procesión.
La prohibición de bailar y jugar (dentro o fuera de la iglesia, o durante los días que se hacían procesiones) debía encontrar una fuerte oposición popular que no fue posible de vencer, pues los bailes de Borredà se mantuvieron hasta finales dels.XIX.
Entre las fiestas más celebradas estaban las que organizaban las pavordías para su fiesta patronímica, un momento propicio para hacer nuevos contratos matrimoniales, por encontrarse la comunidad campesina y menestral, para poder lucir y demostrar la importancia de la Cofradía, etc.
Desgraciadamente de todo este mundo festivo, Borredà ha conservado pocos testigos. Se recuerda aunque la procesión que se hacía por San Isidro -15 de mayo-pidiendo al santo buenas cosechas y que evitara las granizadas, la bendición del término -fiesta de las Santes Creus- con la misma finalidad que el anterior, la peregrinación a Rotgers, la de San Benet de Casamitjana en agradecimiento por haber librado el pueblo de una plaga de mosquitos, etc.
Con todo pero, las grandes fiestas de Borredà eran las que originaron el nacimiento de las tres danzas que ahora comentaremos: el Ballet o Corranda de Borredà, el baile del Rincón y el baile de Ramos.
Del Ballet y Corranda de Borredà sólo tenemos una noticia escrita y es de Joan Amades, recogida en su Costumari: «En Borredà habían sido típicas los bailess, que ya hace muchos años que no se hacen. A la salida del oficio , la juventud se entregaba a la danza, las trabajadoras llevaban la caputxa clásica empleada en la montaña para asistir al templo. Bailaban una versión del típico ballet, quizás la más airosa de canción y la mejor conservada de coreografía y, en general, la que ofrece un conjunto más armónico y vistoso. Después del ballet, con los alzamientos alternados y los pases que le son características, bailaban la copla, como complemento, y terminaban con el típico salto de las bailadoras». La danza se bailó hasta el año 1975 y se volvió a recuperar el año 1985 gracias a la iniciativa de Rosa Maria Rota.
El baile del Rincón era un baile de carnaval, muy libre, con disfraces y poca luz, que se bailaba en las eras de las casas de campo o dentro de la sala, antes de la larga Cuaresma. En 1906 todavía se bailaba.
El baile de Ramos se bailaba aún en el año 1884 el día de la fiesta mayor, -2, 3 y 4 de septiembre. Es un baile muy extendido por toda Cataluña, característico debido a que las trabajadoras llevan un ramo con que los ha obsequiado al trabajador y que parece ser que lo vendían los cofrades organizadores de la fiesta.

PROPUESTA CULTURAL
Rutas culturales por el Berguedà

Los Vídeos del Berguedà
Cultura en el Berguedà

Recorrido por las fiestas, tradiciones, espacios culturales y naturales del Berguedà.

butlleti.net


AGENDA DE ACTOS DEL BERGUEDÀ

7-11 de marzo en El Guixaró: Concentración de vehiculos militares
17 de marzo en Bagà: IV Jornadas Templeras
18 de marzo en Bagà: Ruta de Románico
31 de marzo-1 de abril en Cal Rosal: Feria Textil

butlleti.net
butlleti.net
butlleti.net
butlleti.net
butlleti.net
butlleti.net


¿QUIERE RECIBIR GRATUITAMENTE EL BOLETÍN?

Si desea recibir mensualmente y gratuitamente nuestro Boletín, o quiere que otras personas lo reciban, puede dejarnos los datos:

 
E-mail
Nombre
Apellido
País
Subscribirse

butlleti.net

contador de visitas
Contador de visitas
Diseño web sevilla

butlleti.net
butlleti.net
butlleti.net
butlleti.net
butlleti.net
butlleti.net
butlleti.net
butlleti.net
butlleti.net
butlleti.net
butlleti.net
butlleti.net
butlleti.net
teliad - el mercado para los enlaces de texto
butlletí.net
butlleti.net

 

 
Web diseñada por Croma 5 – Miquel Esteve