Subscríbase gratuitamente al boletín >>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>
E-mail
Nombre
Apellido
País
Subscribirse
 
 
butlleti.net
butlleti.net
BOLETÍN
N.49 - Febrero 12
Febrero - Invierno

Estamos en febrero, posiblemente el mes más frío aquí en Borredà. Hemos recibido la primera nevedita de este año. No ha sido muy abundante, pero nos ha traído mucho frío.

Entramos en las fiestas de Carnaval. En primer lugar la tradicional fiesta del jueves lardero, que desgraciadamente se va perdiendo. Y siguen las fiestas del Carnaval, las fiestas de alegría y disfraz. Esta fiesta sí está bien asegurada y participada.

Como cada tercer domingo de febrero celebraremos la fiesta del cerdo, en la Plaza Mayor. Fiesta de buen arraigo. Quiero hacer una mención especial a Romuald Freixa, que fue el alma de esta fiesta. Seguro sus compañeros nos harán también un recuerdo.

Y junto a la lumbre, en casa, nos queda esperar la primavera.

EXCURSIONISMO
RUTAS DE LA WEB DEL ALT BERGUEDÀ

VUELTA POR "LES CANALS DE CATLLARÍ" · 16,5 Kilometros · 6 horas · Altitud
1.892 m.

En el año 1908, se realizó la primera salida a los Rasos de Peguera para probar un nuevo deporte: el esquí. Para dar servicio a la creciente popularidad de este deporte, el año 1933 se construyó el refugio de los Rasos de Peguera siguiendo la arquitectura alpina de la época. En aquellos tiempos, los accesos eran mucho más difíciles que ahora. En coche, sólo se podía llegar hasta Campllong y, a partir de allí, había que subir a pie o en mula. La carretera actual se construyó en los años 70, en el mismo momento en que se hizo la estación de esquí, destinada a un público eminentemente familiar. En el año 2004, fruto de la falta de nieve y de las dificultades en encontrar financiación para su modernización, se cerró la estación. Actualmente, en invierno, se ofrecen diversas actividades de nieve, especialmente esquí nórdico y raquetas de nieve.
La ruta que se propone utiliza el refugio como punto de partida para explorar una zona prácticamente desconocida por el gran público pero que vale la pena conocer: las Canales de Catllarí.

La Casa Grossa

La ruta se inicia frente al refugio, siguiendo la carretera hacia arriba. Hay que seguir las marcas amarillas y blancas del PR-C 73. Nada más empezar hay que cruzar la carretera donde encontraremos un camino que lleva a la fuente de Calders, una fuente arreglada y un buen lugar para llenar las cantimploras antes de comenzar la ruta o para reponerse del esfuerzo, al final. Nuestro itinerario sube en línea recta hasta las instalaciones de esquí, cortando las curvas de la carretera con una fuerte pendiente. Una vez arriba, baja primero por pistas forestales y luego por prados hasta el collado de Peguera. Este tramo nos obsequia con unas impresionantes vistas de Ensija. Al acercarnos al cuello, se nota un cambio de paisaje; en vez del bosque de pino negro, nos encontramos con un paisaje ondulado, con restos de campos de patatas-hoy prados-. Es un buen lugar para encontrar flores en la primavera y el verano (¡antes de que lleguen las vacas!) y setas en otoño. Antes del cuello, abandonaremos las marcas amarillas y blancas del PR para seguir las marcas amarillas de la red de senderos del Berguedà.


Les Canals del Catllerí

EEl cuello de Peguera es una de las puertas de entrada a las Canales de Catllarí y nuestro itinerario gira a la izquierda para bajar por un camino de bosque. Entre los pinos y las hayas, todavía quedan unos cuantos abetos, algunos de gran altura. La ruta sigue bajando por el bosque, ahora por antiguas pistas, hasta cruzar el torrente de Risclaire y subir por un lugar llamado Collet de El Prat. Justo antes de llegar al cuello, un muro bajo de forma cuadrada y tapado de hierba constituye una de los pocos restos de la casa. Cruzamos los campos y emprendemos el descenso por un camino sinuoso y de antigüedad indudable que ha sido restaurado recientemente. Entre los árboles podemos ver la Casa Grossa, desde la que se domina todo este valle.
La ruta cruza el río Tec. Aquí, junto al río y cerca de la gruta del Caballero, es un buen lugar para descansar, con mucha sombra en verano y con el rumor del agua del río de fondo. En las zonas de aguas tranquilas, aunque se pueden ver tritones pirenaicos caminando por el fondo. En la gruta del Caballero, un bonito camino que sube por bosque nos llevará hasta la Casa Grande. Una vez delante de la casa, se aprecia plenamente su tamaño, fruto de sucesivas ampliaciones.
Todo el valle es un enclave del municipio de Montmajor. Su origen se remonta a la compra de la finca a un noble por parte de un comerciante de Montmajor el siglo XIV. Empezó como una torre medieval-aunque se puede ver en la parte norte-que ahora se encuentra integrada con el resto de la casa. También hay un pozo y la casa del colono, que se construyó cuando el dueño se fue. Las arcadas que bordean la fachada sur fueron un capricho del propietario, que lo llevó a la ruina.

EEn la época final de la ocupación, después de la guerra civil, el colono pasó a vivir en la casa principal, con una brigada de peones que trabajaban los campos y los bosques del valle.
Desde la casa, la ruta vuelve a bajar al río y sube por los prados hasta la iglesia románica de Sant Martí de los Canales y la casa anexa, todavía en pie, llamada la Iglesia. Por pistas forestales, la ruta se va adentrando en el valle. Aquí había una pequeña comunidad. Además de la Iglesia había Cabe Tanya, ahora tapada por los árboles y La Torre, de la que aún se pueden ver las ruinas junto a una colina que tiene restos de un pequeño castillo del que la casa toma su nombre . También está el molino-sus restos se encuentran debajo de la casa Grossa-y otras estructuras más antiguas, hoy perdidas por el bosque.

Sant Martí de les Canals

A medida que vamos remontando el valle y las vistas se amplían vemos toda la olla donde se encuentra el valle y, detrás, la sierra de Ensija. Nuevamente, es un buen lugar para la flora y las mariposas a principios de verano y las setas en otoño. Entramos en bosques de hayas y pinos y las pistas y los caminos ahora son de explotación forestal. Tras superar el último repecho, llegamos a la sierra de Cal Jardín. Subimos por el lomo hasta desviarnos por un largo camino de flanqueo que nos lleva hasta el refugio. Tras las últimas subidas, el camino ofrece un descanso merecido ya que prácticamente no tiene pendiente y además pasa por bosques que dan sombra.
Cambiamos de vertiente. Ahora vemos la sierra de Tossals y el valle de Lord.Finalmente, el camino baja al collado de Comabona donde recuperamos las marcas amarillas y blancas del PR C-73 que ya no abandonaremos hasta el final de la ruta. Remontamos el valle en una suave subida bajo las aristas de las Llosanques, hasta salir a la carretera, frente al refugio.

Cruz dels Rasos de Peguera


Vistas Ensija y Cadí
BORREDÀ
Texto extraído del libro BORREDÀ, editado por Ámbito de Investigaciones del Berguedà. Se publican algunas fotografías incorporadas a este texto, son a color y no forman parte del libro.
La religiosidad popular: control y desviaciones—la brujería—

Las visitas pastorales son una fuente indispensable para conocer el control que ejercía el clero sobre la población y al mismo tiempo para constatar, a partir de las continuadas prohibiciones y consejos, la mentalidad y los comportamientos, tan religiosos con sociales , de la gente de estos siglos, además de la gestión laica de los bienes de la iglesia.
El visitador controlaba también la actuación del clero a través de encuestas entre la población sobre temas de absentismo, concubinato, etc. El año 1704, congregados los hombres de Sant Jaume de Frontanyà certificaban a favor de la viuda Margarita Sans, ama, y del presbítero Juan Campalans argumentando que «nunca han visto en ella ni en dicho Reverendo cosa, acción ni palabra sospechosa ni escadalosa» (50). En 1569 se prohibía que «en offices divino en dicha Parroquia e offices no sean admitidos capelans quien entran en dicho Iglesia e offices con capas de pastores ni otros vestidos deshonestos ni sombreros ni ningún modo de armas bajo pena de escomunicacio», etc.
Este control afectaba también los laicos, pues en 1614 el visitador mandaba que ningún prometido «se pueda encontrar en lugar cubierto con la encantada o promesa ni en lugar cubierto ni descubierto hacer Joch ilícitos y deshonestos pena de diez libras y de excomunión».

En el siglo XVI los visitadores aconsejan sobre determinados comportamientos e incluso manifestaciones externas: en 1687 prohibían que ningún «hombre tresumesca entrar en la glesia a las horas se celebran los divinos oficios mayormente con los cabellos atados y trenzados», pero sobre todo, y durante los primeros años del siglo XVII, se controlaban aspectos relacionados con la moralidad, sobre la existencia de «excomulgados, amistensats, viurers, blasfemos, juradros, bruxos, fatillers u otros pecados publico y escandalosos». Insisten sobre el descanso dominical, la obligación de asistir a misa, y la enseñanza de la doctrina y los evangelios.
Todo estos control responde a la certeza de que la gente actuaba al margen de la norma y las formas establecidas, y que estos comportamientos eran tolerados y aceptados por la misma gente, incluidas las familias bien consideradas, no hay que olvidar que la existencia de la doble moral es tan vieja como el hombre: hijos ilegítimos, relaciones extramatrimoniales, juego, blasfemia, etc. Las visitas pastorales lo mencionan, pero siempre, con una gran discreción: «y hay un excomulgado cas dice Joan Font y otro amistansat que dirá a VS ala oreja y que no sabe hay Hajé otros escamdelosos y pecados publico».
Uno de los temas que no era favorecido por esta discreción y tolerancia fue el de la brujería. La brujería afectó también Borredà a comienzos del siglo XVII, pero la poca documentación que tenemos nos permite decir que no llegó a las cotas espectaculares de las comarcas vecinas. La brujería es un tema que hay que estudiar dentro del contexto de la marginación económica y cultural que padecían las mujeres en la Edad Moderna.

Les Goles de les Heures a la riera de Merlès


Brujas

Se sabe que de brujas y de brujos -hoy diríamos adivinos, curanderos, magos, etc. - Ha habido siempre, pero el primer tercio del siglo XVII en toda la Europa Occidental en surgieron a cientos, fenómeno que hay que explicarlo por la intolerancia religiosa, el fanatismo, la incultura y la fuerte crisis económica e ideológica de este período. Se ha señalado que el resultado principal del sistema de la caza de brujas consistió en que los pobres llegaron a creer que eran víctimas de brujas y diablos en lugar de príncipes y papas (51).
El fenómeno de la brujería en Catalunya ha sido estudiado en los últimos años y se ha demostrado que la mayoría de acusados eran mujeres marginadas y con una posición económica muy crítica: viudas, mujeres viejas o abandonadas, de familias donde había encarcelados, con deformidades físicas o con enfermedades psíquicas, etc. víctimas propicias, precisamente debido a su vulnerabilidad. En el Berguedà se conocen procesos y acusaciones de brujería en Bagà, Gironella, Olvan y Borredà (52). También en las zonas vecinas de la Cerdanya, Bages, Lluçanès y Osona.
De las brujas de Borredà sólo tenemos noticias indirectas. En el año 1623, el visitador de Ripoll pregunta al rector sobre la existencia de brujas, y responde: «Hay una mujer que le hacen fama que se bruxa el nombre de la cual diré a Vs. en la oreja »(53). No hay más noticias sobre el tema en las otras visitas, y con esta breve referencia no podemos saber si esta mujer fue procesada y castigada.
Conocemos la existencia de brujas en las baronías de la Portella del año 1620 cuando en un proceso celebrado en Vic se torturó y colgar en Joana Pons, alias la Vigatana, ya Joana Mateus y Rafaela Puigcercós (54); por los apellidos de estas dos mujeres podemos creer que eran de las masías de Mateus y de Puigcercós del término parroquial de Sant Andreu de Sagàs.
Aquelarre
PROPUESTA CULTURAL
Rutas culturales por el Berguedà

Los Vídeos del Berguedà
Un vídeo sobre el Pedraforca de Pere Gibert

butlleti.net


AGENDA DE ACTOS DEL BERGUEDÀ

16 de febrero: Dijous gras
18-19 de febrero en Berga y pueblos del Berguedà: Carnestoltes
18-19 de febrero en Solsona: Festes del Carnestoltes
19 de febrero en Berga: Festa de l’arbre
19 de febrero en Borredà: Matança del porc








HOJA LA POPA
Por solicitud de algunos lectores, en cada boletín se incluirá una dirección electrónica para bajar e imprimir un archiivo con un ejemplar de la hoja. La Popa fue editada por Mn. Felip Pujols, párroco de Borredà, desde el año 1979 al 1982, en ella está una parte de la historia del pueblo.

La dirección del archivo para bajarla es:

http://www.butlleti.net/popa22/popa22.htm

Se puede imprimir con una impresora directamente.


butlleti.net
butlleti.net
butlleti.net
butlleti.net
butlleti.net


¿QUIERE RECIBIR GRATUITAMENTE EL BOLETÍN?

Si desea recibir mensualmente y gratuitamente nuestro Boletín, o quiere que otras personas lo reciban, puede dejarnos los datos:

 
E-mail
Nombre
Apellido
País
Subscribirse

butlleti.net

contador de visitas
Contador de visitas
Diseño web sevilla

butlleti.net
butlleti.net
butlleti.net
butlleti.net
butlleti.net
butlleti.net
butlleti.net
butlleti.net
butlleti.net
butlleti.net
butlleti.net
butlleti.net
butlleti.net
teliad - el mercado para los enlaces de texto
butlletí.net
butlleti.net

 

 
Web diseñada por Croma 5 – Miquel Esteve